08 julio, 2007

INTENTARÉ SER BREVE...

El otro día surgió una conversación, a raíz del Día del Orgullo Gay, referente a los sexos y los regalos para los niños... alguien con quien paso muchas horas al día (más que con mi marido, desgraciadamente y muy a mi pesar), que tiene 30 años recién cumplidos y es mujer, defendió a capa y espada que a un niño varón jamás se le debe regalar una FREGONA, porque eso es inducirle y conducirle a la futura mariconería (y me perdonan que me exprese así pero es que me hierve la sangre). Yo, toda modosita y sin elevar el tono, que ya me cuesta en estos casos, defendí la evolucionada idea de que regalarle a los niños varones utensilios del hogar es educar en la igualdad, lo mismo que regalarle a las nenas un manual de mecánica del automóvil en la adolescencia para que no tengan que sentirse inútiles cuando en el futuro el coche se les descomponga en el peor momento y en medio de un paraje inhóspito, porque la Ley de Murphy funciona a la perfección, créanme. O regalarles a las niñas unas botas de fútbol, unas canicas, un monopatín o lo que sea que se supone que es con lo que jueguen los varones (que era lo que más me molestaba de niña, que ellos tenían todo lo divertido y yo muñecas que no hacían nada y a las que terminaba cortando el pelo, las uñas y cuanta cosa se me ocurría).

Bueno, pues no hubo forma... erre que erre que no, que menudo problema, que si a mi me haría gracia tener un hijo marica o una hija marimacho... y yo, con aquella cara de póker, porque eso en ningún caso me supondría un problema existencial ni de lejos, y mucho menos ahora que gracias a Dios por fin estamos evolucionando y cada quien puede hacer de su culo un tambor sin que le echen aceite hirviendo por encima.

Más allá de la simpleza del argumento y de los miles de años de genética embrutecida que han impedido que la mentalidad de la susodicha evolucione (con lo que evolucionar significa en este caso), lo que veradaremente me puso los pelos de punta es comprobar cómo nos temenos por "modernos", "progres" y lo más de lo más cuando seguimos anclados en el ancestral homo pedorrus de la prehistoria... Señores y señoras, que así no vamos a ninguna parte.

Otro día, hace tiempo, también me rebatía la misma persona que cómo las adolescentes hoy en día, con toda la información que tenemos, siguen quedándose preñadas y yo, también muy queda y resuelta, sin exaltarme, dije con firmeza que tenemos la mala costumbre de juzgar a la Sociedad (toda, por eso con mayúscula) por el entorno en el que nosotros nos desenvolvemos. Y es que nosotras, afortunadas por haber recibido una educación y haber crecido en una familia que nos ha podido dar una formación a la medida de la evolución de los tiempos (o al menos eso es lo que se supone), somos representantes de un extracto social determinado... pero España no es sólo Madrid y mucho menos el barrio de Salamanca (donde trabajamos, que yo soy del sur obrero, de Legazpi), pero que más allá existen muchas españas, mucho campo, mucha aldea y mucha marginalidad, hasta analfabetismo que ya es tremendo. Existen grupos sociales que no tienen acceso a todo lo que nosotras tenemos, que jamás han oído hablar de internet y no han visto ni de lejos un ordenador, y también aquellos para los que el futuro se pinta con el despertar cada mañana porque no hay opciones... que la información es una materia que se adopta porque nadie la acepta si se impone, es una opción muy personal... y porque la desinformación es más grande y poderosa (la primera vez que lo haces no te quedas, tampoco te quedas si te lavas inmediatamente, etc... ¿quién no ha oído esas memeces alguna vez en su vida?).

En fin... no voy a seguir porque he prometido ser breve... pero el temita daría para horas de monólogo enfebrecido, créanme. Mientra, me siento profundamente orgullosa y feliz por pertenecer a una familia donde mi mamá nos educó en la igualdad (en la medida de lo posible) y eso que ella venía de un matriarcado férreo donde los hombres eran sagrados. Me siento profundamente orgullosa de mi hermano y mi cuñada, porque tienen dos hijos varones, y el mayor tuvo una fregona de juguete el día que lo pidió, adora hacer comiditas en sus cacharritos de juguete, y se vuelve loco con los coches de carreras, el Scalextric, los monstruos y las pistolas... y el pequeñín heredará esa fregona, coño. Me siento profundamente orgullosa de mis amigos gays, maricones o como los quieran llamar, porque de ellos he aprendido infinidad de cosas, y porque con ellos aprendí hace ya dos décadas que lo que se traen entre manos es AMOR, el detalle de que sea entre dos personas del mismo sexo no cambia en absoluto el sentimiento, la convivencia, los problemas diarios o los planes de futuro.

Así pues... siempre me horrorizará que una mujer, con treinta años, siga diciendo con vehemencia que jamás le regalaría una fregona a su hijo porque sería inducirle a hacerse maricón... ¿dónde está la lógica de todo eso?.

Lo tenía que contar y lo he contado, y que agustito me he quedado, coño.

Besos... estupendos seres humanos.

14 Comments:

At 08 julio, 2007 13:54, Blogger gloria said...

cuando mi hijo estaba en primaria, sólo hace 5 años, tenian unos "talleres" de cosas diversas, entre ellas la costura. He visto a padres y madres cabrearse como energúmenos porque sus hijos varones cosían. El colegio está en una ciudad, no grande pero ciudad, y en un barrio supuestamente "pogre" y de clase media.
Sobran comentarios

 
At 08 julio, 2007 16:51, Blogger JENNY said...

No he podido eviatr reir al leerte, te imaginaba hablándome rápido y ofuscada del tema!!!

Es cierto que hay que criar a los niños en igualdad. Mi esposo es un machista de los de antes, pero intento que siempre que pueda me eche una mano, aunque no toque nada de la casa, que se haga cargo de los niños... que son varios jajajaja!!

Yo soy de las que piensa igual que tú, los chamos deben jugar con lo que les guste. Mi hijo pequeño, tenía unaos action-man y su primita trajo unas barbies, se pusieron a jugar a la familia y no veas tú cóm me reí! Luego le pedí a la niña que me las dejara y esa semana estuve jugando con él.. mi marido me dijo pero tú quieres un hijo maricón? Yo le respondí, no, quiero un hijo que se sienta libre de jugar con lo que quiera y sin sentirse culpable. Luego devolví las muñecas.

Ahora con la bebé, ella juega con todas las cosas de sus hermanos, solo tiene un bebe y una muñeca que le regalaron, del resto tiene animales de peluche, dinosaurios, pelotas y carritos! No le hacen gracia las muñecas!

Viva la igualdad!!

Es más su viviera en Madrid, hubiera ido a mi marcha del orgullo gay!! Tengo amistades homosexuales y son personas fantásticas!

Un abrazo!

 
At 08 julio, 2007 19:59, Blogger Tweesita said...

GLORIA... Eso mismo, cabrearse porque el hijo aprende a manejar una aguja ¿por qué?. Cuando se vaya de casa y vuelva con el montón de ropa para lavar, prendas para remendar y otras lindezas, seguro que se acuerdan de la clasecita de costura... ¡¡¡Cuánta contradicción!!!

JENNY... Pues sí, así es como reacciono, ofuscada y atropellando las palabras al hablar. ¿Y sabes lo mejor de todo? Es que la persona con la que tuve la conversación se queja de que su compañero no pone la lavadora y no hace nada... o mucho me equivoco, o sus hijos saldrán igual, y la culpa la tendrá ella, ¿o no?.

 
At 09 julio, 2007 02:22, Blogger Jacqueline said...

¿Cómo es la cara de Poker?

JAJAJAJAJAJAJA!!!!

Es que te imagino con esa cara y no puedoooooooooo!!!!

JAJAJAJAJA!!!

Prima, entonces, la culpa de que yo sea una completa inutil con el carro, no la tengo yo, la tiene San Nicolás, que siempre me traía muñecas, qué alivio! Viste? Y tú que tanto te burlas de mi.


Ok.
No pongas cara de Poker. Ya voy a seguir leyendo el post con más seriedad.


histérica.

JAJAJAJAJAJAJAJA!!!!!!

 
At 09 julio, 2007 02:25, Blogger Jacqueline said...

Cómo es que si de pequeñas éramos tan diferentes ahora nos guste LO MISMO???

JAJAJAJAJAJAJA!!!!!

Hay Twee, no puedo ponerme seria, sorry. Será otro día.

(pero otro día que no esté en la playa, ok? que los canadienses me miraban de tanto reírme)

 
At 09 julio, 2007 07:51, Blogger Tweesita said...

JACKIE... Estoy a punto de irme al trabajo y paso por aquí y encuentro tus payasadas, 'mana, lo tuyo es de juzgado de guardia. Mira, que anoche soñé contigo, que ¡¡¡te visitaba!!! y necesitaba que me prestaras zapatos porque olvidé meterlos en la maleta... ¿quién interpreta ese sueño?. Ayer quise llamarte, pero al final no tuve tiempo, me agarró la noche planchando y caí agotada en la cama, no me sentía con fuerza pa' mantener una conversa contigo... el otro día la gocé como loca. Bueno, te llamo pronto, cuando esté segura que estás en un sitio público pa' que te miren los canadienses mientras te desmoñas de la risa... Mil besos. (Me debes mail, me ibas a enviar algo, ¿recuerdas?)

P.S. ¿Y eso de "hay" Twee?...

 
At 09 julio, 2007 08:38, Blogger latietarosa said...

Sabes, CarmenTwee me encantaria ver a esas "compañeras" tuyas al llegar a casa cansadas de trabajar todo el dia, y que su pareja no comparta con ellos las tareas de casa :-)))))
a ver que opinan luego?????
O simplemente cuando sus hijos sean mayores y recriminen que tipo de educación les han dado????
A estas "pijas simplonas" luego les sales hijos okupas ;-)
(por decir algo)
A mis hijos de pequeños (ahora tienen 19 y 24 años) de pequeños lo que más les gustaba eran los "Airgamboys" y con ellos jugaban a enfermeras, a cocinitas, a guerra a todoooooo.

 
At 09 julio, 2007 11:43, Blogger Adriana said...

Ves?
Por esto es que yo te quiero a ti.
Por estas cosas y porque escribes como hablas, y me haces reir a carcajadas.
La gente burra existira siempre, lamentablemente; pero como a ti, me resulta imposible no ofuscarme con tanto ignorante que hay por ahi.
Menos mal que es imposible que mini-Twee y mini-TuBen se unan al clan de los inseguros, y eso lo pone a uno feliz feliz y lo llena de esperanzas :)
MUACATA!

 
At 09 julio, 2007 13:46, Anonymous Kori said...

Que buen tema pa tu post!!! recomiendo a tod@s ambas páginas: http://www.ahige.org/
http://www.hombresigualdad.com/

donde los hombres están reclamando el fin del patriarcado, que oprime por igual a mujeres y hombres, y que los mete en unos roles que quieren ya romper... la verdá es que es un alivio que los varones empiecen a luchar por la igualdad, por el derecho a cuidar y disfrutar de sus hijos, por su derecho a vivir en su casa como un ser autónomo, no como un invitado; y por su derecho a construir y mantener un hogar sólo o acompañado por su pareja...

manejar una fregona no es ser maricón, es ser una persona limpia, y es ser una persona autónoma que no necesita chacha gratis.

¿O es que ser macho significa ser guarro, vago, insolidario y tirano?. A mi no me importaría tener un hijo maricón o una hija lesbiana... verdaderamente mi sueño sería tener un@ hij@ bisexual... ya que yo no puedo serlo.
Abajo los estereotipos y los roles arcaicos!!! Arriba los hombres del futuro!!

pd: tietarosa, sé que es una expresión solamente, pero no hay que confundir a los hijos que se "independizan" y llevan a sus mamis ropa sucia y se van con la limpia y la tartera para toda la semana... hasta que encuentran esposa que los okupas....yo fui okupa con mujeres y hombres y te aseguro que tod@s se hacían sus coladas, limpiaban su casa, hacían sus compras, se cosían sus pantalones y hacían unas comidas deliciosas...

 
At 09 julio, 2007 21:54, Blogger latietarosa said...

Kori, disculpa, simplemente era una expresión, era para decir que les saldrá un hijo contestatario que les pedirá explicaciones por todo e irá contra todas las normas que ella le inponga, si ella dice eso es de chicas el lo hará más aun.
repito, disculpa por la expresión es lo primero que me ha venido a la cabeza.

 
At 09 julio, 2007 22:44, Blogger Tweesita said...

TIETA... Apoyo la moción, eso es exactamente lo que ocurre... quejas y más quejas, sin darse cuenta que la capacidad de cambio está en ella misma. Qué le vamos a hacer.

KORI... Gracias por el dato de las páginas, las visitaré, a simple vista parecen bien interesantes y me llaman la atención. Miles de besos.

ADRIANA... Gracias por quererme, jajajajajaja... la verdad que sí, que hablo igual que escribo y me enciendo con todas estas cosas. Te aseguro que, tal como dices, la MiniTwee y el MiniMiBen serán personitas educadas en la igualdad, por la salud mental de todos.

Mil besos... GRACIASSSSSSSSSSSS por venir, me entusiasman estas dinámicas de ideas.

 
At 10 julio, 2007 09:47, Anonymous Anónimo said...

También en primaria, mi hija vino un día enfadada porque en la clase de "plástica" a los chicos les habían mandado pintar y a las chicas coser.

Pocos días más tarde tuvimos una reunión de padres con el claustro de profesores y pregunté quién era el profesor de plástica.

Me levanté, me dirigí a él y le lancé algo similar a lo que tú has escrito.

Es más, me dirigí a los padres de "chicos" y les dije que si no les gustaría que sus hijos supiesen coserse un botón o un bajo de un pantalón.
Todos contestaron que sí y de aquella reunión salieron las tareas comunes para toda la clase, indistintamente de su sexo.

Unos días más tarde me llamó la directora a su despacho, para decirme que era la primera madre que se había atrevido a exponer algo así y que ella me lo agradecía, ya que siempre que lo había propuesto, se había encontrado con el rechazo del resto del profesorado.

Me alegré, me reí y hasta me cabrée, pero en esa clase, todos cosían o pintaban, según sus gustos y hubo bastantes sorpresas porque fueron muchos los niños que hicieron un tapiz de petit-point para sus mamas.

Besitos, linda.

ANGELES

 
At 06 agosto, 2007 14:11, Blogger GZL said...

Se me hizo ameno leerte, tienes grasia exponiendo algo tan serio, y parece mentira que todavia existan mentes como esa compañera.
En fin, yo era de las tuyas,a mis hermanas les encantaba el rosa y las muñecas y yo preferia el verde y los parking de coches de mis amigos...(nunca tube ninguno).
En mi casa ha predominado las mujeres, ahora que tendre un varon podré ver esas diferencias, en como juegan los niños y las niñas, creo que mis hijos seran UNISEX...jajajaja.
Un saludo guapa!!! CIAO.

 
At 19 agosto, 2007 02:38, Blogger Câline said...

Pues qué gusto leer esto que cuentas. Este año estrenamos sobrino nuevo y, "de entrada" mi cuñada le advirtió a mi esposo que le comprara "ropa de macho", que ni se le ocurriera comprarle ropita con maripositas y cositas "de niña", que su hijo era un "macho" de los pies a la cabeza.
Nosotros, pues, de piedra, que por agradar preguntaba mi esposo qué le gustaría que le regalásemos.
Sinceramente sentí pena por el niño...
Pronto escribiré algo sobre esto.
Mis saludos.

 

Publicar un comentario

<< Home

Free counter