25 marzo, 2006

LA MALETA

Por fin me he decidido a meter mi mundo en la maleta... me ha costado lo mío, pensar y repensar, hacer listas mentales de las que me olvidaba en dos minutos, acordarme de esto o aquello que ya ni sé... pero no terminaba de asir la maleta y sacarla de su escondite en el último rincón del descomunal armario de Doña Madre...

En la foto apenas aparecen cuatro cosas... acabo de tender una lavadora y tengo otra puesta, luego planchar, acomodar y disponer... Es la parte que menos me gusta de estos menesteres, y hace tanto tiempo que no hago una maleta de las de verdad, que no sé si recordaré todos los trucos que fui aprendiendo de mi tía Carmen... experta donde las haya en este noble arte de aprovechar espacios mínimos para acomodar una casa entera... Yo creo que algo tiene que ver con David Copperfield, pero jamás le he preguntado... en serio.

Me voy por un mes, que no es cualquier cosa... pero tampoco me voy a llevar tanto. Con alegría y regocijo he descubierto esta mañana que mi cuerpo ha encogido el nada desdeñable volúmen de tres tallas desde el verano pasado... con lo que hay bastantes cosas que no puedo ponerme, por el simple hecho de que me pierdo dentro y parezco un fantasma... la excusa perfecta para agarrar a Mi Ben de una mano y explorar con la otra el superlativo mundo consumista de Borinquen, Puerto Rico, la Isla del Encanto... Asaltar grandes superficies y disfrutar en Marshalls, pongamos como ejemplo, nadando entre ofertas siempre disponibles... Recuerdo mis tiempos en Washington DC y el placer inmenso de ir a Pentangon City a sobar prendas... sobre todo a Victoria's Secret... pero esa es otra historia y estamos en horario infantil, ¿verdad?.

Hacer una maleta de verdad de nuevo me ha descubierto algunas cosas... como mirarme en un espejo y sentirme más conforme con mi imagen que ayer... darme cuenta de la cantidad de estupideces que consideramos imprescindibles en el día a día... redescubrir prendas que me traen recuerdos de otros momentos bonitos de mi vida (es curioso cómo un simple jersey puede transportarte a una década antes... mmmmm) y... sobre todo... tener la firme convicción de que no partiré sin algunas fotos enmarcadas que siempre están en mi habitación: Doña Madre, mi sobrino Ignacio y mis Migas de Patch... porque esas tres pasarán el mes conmigo en un lugar bien visible.

Hacer una maleta es repasar las mil y una, sentarse por un momento y perderse tranquila por los vericuetos de los recuerdos, aceptar que ya son treinta y ocho años acumulando cuentos para contar a los que vendrán... y, de repente, saltar al futuro y atravesar lindes para descubrir nuevos campos... Hacer una maleta de verdad es pasear por los lugares más recónditos de uno mismo y si después de eso sonríes, es que hay energía pa' seguir quemando, hay ganas de seguir saltando cercados e ímpetu pa' comerse la vida a bocados... me siento al lado de mi maleta y se me eriza la piel, me brillan los ojos, se me arquean los labios...

6... 5... 4... 3...

Besos... estupendos seres humanos.

8 Comments:

At 25 marzo, 2006 15:52, Blogger Jacqueline said...

Ahora te mando un email con mis trucos para empacar.

 
At 25 marzo, 2006 22:06, Anonymous Anónimo said...

Seguro que uno de los trucos son las bolsas plásticas, son fantásticas!!! a parte de que te organiza el equipaje la ropa no se arruga nadita, Yo lo aprendí de Jacqueline y me funciona de maravilla.
Besitos, tía CR

 
At 26 marzo, 2006 23:48, Anonymous Anónimo said...

26-3-2.006

Caramba cada vez que oigo esa canción me acuerdo tanto de mi chula bella, si esa que dice lo del colin, lo del tepecillo de gitana, la de Mecano, se parece tanto a una situación que me ocurrió hace ya un tiempo atrás, pero por que me recuerda tanto a Mamin….. ha por la carta. Mary me cuenta que tiene un blog estupendo, yo debería escribirle, contarle algo de mi trabajo que mis días se van en una continua lucha contra el sufrimiento humano y la muerte, la que muchas veces me escupe en la cara y me dice: No me arrebates a este porque el próximo puedes ser tu pedazo de idiota que te crees, pero contarle también que me cuidan bien y hasta tengo días en los que me rió las 24 horas seguidas. Quizás hasta contarle que a pesar de que mi país está sumido en el dolor tengo la fuerza para levantarme todos los días y dar lo mejor de mi a ver si echamos todos pa´lante…..si quizás algún día le escriba a esa bella española que me regalo su amistad y cariño, algún día lo haré ¿joder!
Simón

 
At 27 marzo, 2006 00:53, Blogger Tweesita said...

Dios existe... verdaderamente Dios existe, porque sólo así son posibles estas sorpresas... ¡¡¡SIMONNNNNNNNNNNNNNN!!!... Yo leía comentarios de Mary en el blog de Jackie, pero sólo me di cuenta que era TU Mary cuando vi un comentario tuyo en el blog de las chamas... y me dije, ay bendito, si es mi Simón... y me dieron cosquillitas pensando en los recuerdos, en tantos recuerdos que tengo de ustedes... mmmmmmmm... He pensando muchas veces en escribirte pero, como tú, nunca he terminado de hacerlo... TE EXTRAÑO, LOS EXTRAÑO... y cómo quisiera volverles a ver...
Ya es tarde, es casi la una de la madrugada en Madrid y he de dormir, mañana le pediré el mail a Jackie y les escribo...
Gracias por dedicarme un rato, doctorcito... hasta se me saltaron las lágrimas... no sabes lo feliz que me has hecho... ¡¡¡GRACIAS!!!

 
At 27 marzo, 2006 05:30, Anonymous Anónimo said...

A mi me que no me pidan nada, qué bolas....

 
At 27 marzo, 2006 12:28, Blogger Tweesita said...

Jacqueline... no lo firmas, pero eres tú... jajajajajajaja... ¿celos?... ay chama, qué vaina contigo... ¿Me das el mail de Simón o se lo pido a mi tía?... Andaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa... Asssssiasssssssss

 
At 29 marzo, 2006 02:57, Blogger Jacqueline said...

¿Cuál Simón?

 
At 29 marzo, 2006 08:24, Blogger Tweesita said...

Mierdita eres... jajajajajaja... esos celos... jajajajajajaja... esto 'ta güeno, sí señor, pero qué mu' güeno... jajajajajajaja

 

Publicar un comentario

<< Home

Free counter