21 septiembre, 2006

PATTY

Mi amiga Patty, de Caracas

Ayer escribí un post para pedir ayuda para la Señora Esther, la mamá de Awacate, y no sé si fue aquí o en otro post en algún blog amigo, que dije que en Caracas no me quedaba nadie, porque la familia había vuelto, Jackie está en Canadá y los amigos se habían regado por el mundo... más o menos, porque la familia que me queda allá es la misma que a Jacqueline, y ellos seguro que ya habían seguido las instrucciones de mi prima para mandar el SMS (aprovecho para mandar cariños a mi abuelita Dinorah, Santiago y Marie Flor, y toda la tropa de los Luque... también a Pedro, Mabel, Mónica y Mariana... y al Ávila, y mis playas, Los Roques... mejor lo dejo, que parece el discurso del Almodóvar con el Óscar, eso sí, sin mencionar una sola virgen).

Bueno, pue mentí como una bellaca... sí que me queda alguien en Caracas... y ese alguien es Patty, mi amiga del alma, la niña que todo lo da y que a cambio se ha llevado tantas bofetadas en la vida que no sé cómo sigue en pie... pero que está hecha de una pasta especial, porque con tanto sinsabor y tanto ostión, ella va y se dedica a hacer tortas (tartas) para eventos sociales... y benditoseadios ¡¡¡qué tortas!!!. A veces me las ha mostrado por Messenger y juro que dejo la pantalla llena de babas.

En fin, que yo quería PEDIRTE DISCULPAS PATTY, porque te olvidé... tengo tantas cosas en la cabeza y entre manos que no doy para más, y he cometido el imperdonable error de borrar de mi mente por un momento a este pedacito de cielo... que no del corazón, de ahí nunca mi niña, y eso lo sabes. Y es que Patty hoy, cuando se puso a revisar mi blog, lo primero que hizo fue enviar un SMS con el texto CATE al 7733, y luego le mandó un mail de parte de las DOS a Cate para que supiera... Y yo, de este lado del mundo, diciendo que no me quedaba nadie en Caracas que fuese amigo mío pero no común con Jackie... y hoy, cuando he leído la bondad de Patty, se me han puesto los pelos de punta y me he sentido como una mierdita... que todo hay que decirlo, porque una no sabe lo que tiene en realidad, y no es que sea desagradecida, es que ya estoy haciéndome mayor y cada vez ando más gilipoyas, que todo hay que decirlo y a mi no me importa admitir que soy imbécil... porque también me estoy acordando de Anibal, que no sólo es uno de los amores de mi vida, si no que encima es mi dentista (tranquis que mi maridín ya sabe de su existencia), y también está en Caracas...

Pues eso... Patty, te quiero mucho, porque ni el tiempo ni los sopapos de la vida han conseguido doblegarte el alma de torta de fiesta infantil que tienes... nada puede con esa bondad, con ese calidad humana que tienes... y yo me pregunto cuándo es que Chávez se va a ir para el c... y podré volver a Venezuela a abrazarte... o mejor... ¿cuándo vienes a visitarme?... Te extraño, sí, te extraño y mucho... y tantas cosas que vivimos juntas.

Bueno señores y señoras... eso... ya grité en público que soy imbécil y que no recordé que tenía un tesoro de carne y hueso a 8000 kms. de mi casa... TE QUIERO PATTY.

Besos... estupendos seres humanos.

2 Comments:

At 21 septiembre, 2006 23:15, Blogger Jacqueline said...

Qué linda es Patty...

 
At 22 septiembre, 2006 00:28, Blogger JENNY said...

Twee seguro tu amiga Patty no tomará en cuenta ese detalle... además que con lo que escribes no le cabrá la menor duda que la quieres! Los amigos estamos para todo!

 

Publicar un comentario

<< Home

Free counter